¿Y si pintamos la ciudad de feminismo?

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

 

La gran fiesta del 8M fue una experiencia inolvidable porque no solamente fue una marcha como estamos acostumbrados a ver en nuestro país, sino que fue una colaboración artística amplia desde todos los aspectos. Abarcó música, perfomances, esténcil,  poesía y mural.

En reunión de asamblea, me hice cargo de la organización del equipo de murales. Con textos y párrafos que contaban de la lucha feminista en Paraguay, las mujeres artistas se sumaban eligiendo un párrafo  y en ello se inspiraban para  el diseño.

Ana Brisa Caballero,  Cintia Pérez Lindo y tres mujeres artistas más realizamos el mural. Cada una, vino ese día con su diseño propio y creativo lo que fue genial. Tuvimos la grata participación de una niña de la Chacarita de siete años quien también pintó ese día con nosotras. Gran artista ella y gran alma de lo que se convirtió en una expresión artística colectiva.

En cuanto al significado,  con mi diseño busqué representar a las mujeres paraguayas como constructoras de la historia de este país con el mensaje de  que unidas nuevamente podremos vencer está opresión que se nos impuso por años en el régimen patriarcal.

Como una expectativa, después del 8M  las que estuvimos el equipo del mural,

esperamos que podamos seguir convocando más mujeres que aman pintar y que podamos llenar Asunción de murales feministas expresando en ellos nuestros sentimientos de lucha y así, generar conciencia en más mujeres, y que podamos ser cada día más unidas y más fuertes.

Agradezco a todas las artistas quienes colaboraron en esta actividad de manera solidaria y firme, también a las mujeres que hicieron posible conseguir las pinturas y los materiales para hacer el mural.  Agradezco a los amigos de las artistas y a mis amigos por venir ese día a alentarnos trayendo su apoyo, vinieron a traernos tereré, colocarnos las luces y trajeron música.  Cada gesto de apoyo fue  sumamente importante. Con cada gesto fuimos partícipes de esta causa. El 8M fue definitivamente una fiesta Nacional que vistió a Paraguay de arte y color lila.

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone