Las campesinas venimos a la ciudad para que nos vean

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Lo que sucedió el 08 de marzo en Paraguay fue histórico. Desde las organizaciones sociales y sobre todo, desde las organizaciones de mujeres, siempre conmemoramos y reivindicamos el 08 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, pero siempre fue una conmemoración por separada,  cada uno, cada sector  por su lado.

Esta vuelta, este año, hubo unidad. Parece ser que al fin entendimos las mujeres que sin unidad  no podemos construir y posicionar nuestros reclamos ante las situaciones de violencia que vivimos todo el tiempo, esa violencia histórica dentro de nuestra sociedad.

Las mujeres y las organizaciones campesinas siempre entendimos que venir a  Asunción era la única forma de que se nos viera, se nos escuchara.  Esta vez, sucedió lo mismo, si bien tuvimos un apoyo importante de compañeras comunicadoras para visibilizarnos, para conseguirnos espacios en los medios de comunicación, sabemos que las movilizaciones del interior tuvieron pocas repercusiones en los medios de comunicación a nivel nacional.

Aun así, y con todo, fue la primera vez que en ABC Color nos publicó con nuestros reclamos sobre los agrotóxicos. ¡Eso sí que es un avance!

Las mujeres campesinas también dimos nuestro grano de arena para que este 8M fuera una fiesta como se vivió en Asunción, aunque para nosotras era una oportunidad de denuncia más que de fiesta, una oportunidad de ir frente al Instituto de Desarrollo Social y de la Tierra (INDERT) y frente al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) para decir ¡basta ya de violencia estatal! y es hora de reconocer a las mujeres campesinas como productoras y como actoras de la agricultura familiar campesina.

Más de 300 mujeres campesinas nos encontramos en la Plaza Uruguaya ese  8 de marzo para hablar de cómo el modelo de desarrollo nos excluye, nos persigue y nos acogota a las mujeres que creemos que la tierra es un derecho para las mujeres.  Luego, nos unimos a las más de 10 mil mujeres que ese día unánimemente dijimos ¡queremos vivir  libres de violencia! Para nosotras, las mujeres campesinas y de organizaciones sociales, el 08 de Marzo es un día de compromiso y creemos que esa marcha representó una esperanza de que es posible comprometernos entre todas, las campesinas, las indígenas y las de la ciudad,  a hacer otro Paraguay, urgente y necesario.

 

 

8M Paraguay. Foto: Luis Fernando Morel

 

Nuestro comunicado de Mujeres Libres de Violencia:

Las Mujeres Libres de Violencia nos unimos desde Paraguay de manera permanente al  Paro Mundial de las mujeres del 08 de Marzo y venimos a denunciar los atropellos a nuestros derechos  y los asesinatos constantes de nuestras compañeras y compañeros:

-Embarazo precoz de niñas y adolescentes: Denunciamos la desidia del Estado que no garantiza los derechos a la educación sexual  a las niñas y adolescentes y las obliga a ser madres, aun siendo víctimas de abusos sexuales. 

-Desalojos violentos: Las mujeres campesinas y las niñas son las principales víctimas de los desalojos violentos.

-Criminalización de las luchas sociales: Las mujeres en lucha somos perseguidas de diferentes maneras desde el Estado cuando defendemos nuestros derechos. Nos convierten fácilmente en criminales porque somos pobres, y porque el Estado es incapaz de dar soluciones a los problemas sociales de  nuestro país.

-Uso indiscriminado de agrotóxicos en nuestros territorios: El Estado no ofrece garantías a la población campesina para vivir en  un ambiente libre de agrotóxicos.

-Muertes de nuestras compañeras en manos de sus parejas por la falta de justicia: De los 11 casos de feminicidios ocurridos en lo que va del año 2017, sólo dos ocurrieron  en el departamento central.  9 ocurrieron en el interior del país.

-Abuso sexual en niños/as: Los abusos sexuales en el interior son normalizados por el Estado y por la sociedad.

-Discriminación en los hospitales públicos por ser campesinas e indígenas.

Nos unimos a los reclamos de las compañeras mujeres otros sectores. Repudiamos el acoso a las estudiantes y todas formas de violencia con las mujeres.

Exigimos justicia en el cumplimiento de nuestros derechos humanos .La tierra es de quien la trabaja. Queremos una reforma agraria que garantice asistencia crediticia a las  mujeres campesinas productoras. El Estado debe garantizar el acceso a la tierra, a la salud y la educación. Queremos vivir libres de agrotóxicos. ¡Queremos vida digna! ¡Queremos vivir libres de violencia!

Organizaciones: Federación de Mujeres del Paraguay (FMP)- Asociación Campesina   Indígena del Guairá (ACIG)-Asociación Campesina San Joaquín-Coordinadora de Trabajadores  Campesinos y Urbanos (CTCU)-Cultiva Paraguay-Coordinadora de Mujeres Campesinas de Concepción-Organización Zonal de Agricultores Ecológicos (OZAE)- Coordinadora de Mujeres Campesinas de Cordillera-Koeju Pyahu de Arroyito-Centro de Documentación y Estudios

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone