compartir:Share on FacebookTweet about this on Twitter

Cocinar, planchar, limpiar la casa, cuidar de los niños, cuidar de las personas enfermas. ¿Quiénes hacen estas tareas en la casa mientras los demás salen a trabajar por un salario? Este sábado se inició el “Curso de Formación en Economía y Políticas de Cuidados para la Igualdad de Género” que lleva adelante cada año el Centro de Documentación y Estudios(CDE) con el apoyo de We Effect.

Con más de 50 personas de 20 organizaciones civiles, el curso busca colocar la importancia de las políticas de cuidados y de cómo el trabajo invisible de las mujeres sustenta la economía. El curso se desarrolla en tres jornadas: 20 y 27 de mayo y 3 de junio en el Hotel Presidente de Asunción.

La Encuesta Sobre el Uso del Tiempo 2016 publicado en la página del Dirección General de Encuestas Estadísticas y Censo (DGEEC) aplicada a personas de 14 años y más edad dan cuenta de que las distribuciones de las tareas no remuneradas pesan más sobre las mujeres y en las estadísticas se suele hacer la injusta relación asumiendo que quienes acceden a un salario forman parte de  la Población Económicamente Activa(PEA), como si las otras actividades que se realizan dentro del hogar no tuvieran implicancias económicas:

-En “cuidado y apoyo a miembros del hogar con dificultad y dependencia permanente”,  las mujeres dedican en promedio 16.8 horas semanales mientras que los hombres solo 9.9 horas semanales

-En cuidado y apoyo a niños/as de 0 a 5 años, las mujeres dedican 12, 4 horas semanales, mientras que los hombres sólo dedican 6.8 horas.

-En el cuidado y apoyo de niños/a de  0 a  5 años, mientras las mujeres dedican 6.8 horas semanales en dar de  comer, bañar, vestir, asear, preparar para dormir, los hombres solo dedican a estas tareas 3, 3 horas semanales.

-En cuidado a miembros de 6 a 14 años, también las mujeres dedican más tiempo: 8.0 horas semanales frente a  los hombres que dedican solo 5.4 horas semanales.